$1.295

3 cuotas sin interés de $431,67
Ver medios de pago
Entregas para el CP: Cambiar CP
Medios de envío
Descripción

Ahora, cuando un progre dice que la Venezuela de Nicolas Maduro no es una dictadura y que en realidad el tema ´es mas complejo´, nos reimos sin culpa. Pero no siempre fue asi. Con su buenismo vacio, su alegada superioridad intelectual y moral, su jerga pretenciosa, estos ideologizadisimos sujetos nos hacian callar la boca y bajar la cabeza. Un dia, por suerte, algo empezo a cambiar. Y, para que ese cambio ocurriera, ayudaron mucho las gotitas diarias de mordacidad incorrecta de Gustavo Bearverhausen, el @MisOdios de Twitter. Ayudaron mucho desenmascarando la hipocresia y la impostura de estas personas solemnes y sentenciosas. Ayudaron mucho a que hoy las podamos ver convertidas en cliches y en arquetipos burlables (el K de Palermo Soho, por nombrar uno). Gustavo Bearverhausen abandona la restriccion de los 140 caracteres de Twitter y se extiende a traves de razonamientos brillantes que recorren la historia argentina, en especial la decada kirchnerista, ofreciendo una herramienta imprescindible para el ciudadano de a pie. El Manual para demoler progresistas reivindica el sentido comun de las personas que piensan que no todo es mas complejo, y que muchas veces las cosas son lo que parecen. Malcom GomezGustavo BeaverhausenEs un pensador latinoamericano, miembro del Circulo Rojo, autor de la celebre novela gaucha Payada del diptongo y de la epopeya Memorias de un toba en Nueva York, con prologo del cacique Napalpi Baruta. Publico ensayos en prestigiosas revistas academicas, como el semanario de la Sociedad de Endocrinologos de Tapalque, El Tribuno de Carlos Keen y Tornquist Today, de los bomberos voluntarios de Saldungaray. 

Nacio, crecio y se estima que se reprodujo. Todavia no ha muerto. No es mucho mas lo que se sabe sobre su vida ajena a su obra intelectual. Circulan de el dos unicas imagenes, apocrifas, dependiendo del ala del beaverhausenismo que se consulte. Los beaverhausenistas clasicos, mas devotos y pragmaticos, adoran la figura del hombre con sonrisa giocondina como si fuese el Santo Sudario de Turin. Los beaverhausenistas agnosticos, en cambio, descreen de la veracidad de las fotos y sospechan que el rostro del verdadero Beaverhausen deberia delatar los mismos atributos que su prosa: un hombre honesto, interesante, sexy, creativo, bueno en la cama y capitalista.

Por su posicion politica, abiertamente antipopulista, debe mantenerse en la clandestinidad. Se comunica con sus fieles a traves de libros como este y de Twitter, en su cuenta @MisOdios.